¿Qué es?

La Auriculoterapia es una técnica manual mediante la cual se estimula (con agujas, imanes, semillas, dedos) la superficie externa de la oreja con el objeto de tratar, aliviar y prevenir patologías en otras regiones del cuerpo. En la oreja encontramos uno de los diferentes microsistemas reflejos, así como en el pie, la mano, la cara etc.

Cada órgano y parte del cuerpo están representados en los diferentes sistemas reflexológicos, en puntos muy determinados cuyo estímulo actúa como comando para equilibrar la energía del organismo.

¿Para qué?

La disminución del dolor es el efecto inmediato conseguido por  la auriculoterapia, pero también provoca cambios fisiológicos que facilitan los mecanismos de autorregulación homeostática del organismo. La estimulación de los puntos reflejos puede activar diversos procesos regenerativos sin provocar efectos adversos.

Así, se pueden tratar afecciones como el : cansancio, fatiga crónica, estrés, insomnio, depresión, ansiedad, contracturas, dolor, tensión muscular, lumbago, cervicalgia, artrosis, artritis, resfriados, molestias digestivas, vómitos, diarrea, alergias, amenorrea, dismenorrea, menopausia, migrañas, dolor de cabeza, tendinitis, edema, inflamación, retención de líquidos, obesidad, etc.