¿Qué es?

Es un método de tratamiento, a partir de la kinesiología,  en el aspecto emocional, el cual, ayuda a saber y gestionar aquellas emociones, conscientes e inconscientes, que nos condicionan en nuestra vida. La puerta de entrada puede ser un síntoma, una enfermedad o cualquier desequilibrio o afección del cuerpo o de la mente. La metodología se basa en ver o darse cuenta de aquello que nos está condicionando de manera limitante o negativa, para hacerlo consciente, comprenderlo y poder integrarlo, resolviendo así la causa del conflicto o malestar.  Se usan diferentes técnicas para desbloquear y como apoyo al acompañamiento del proceso: EFT (técnica de liberación emocional), Flores de Bach, Tapping, autoafirmaciones, PNL, Terapia Gestald, Bioneuroemoción, entre otras..

¿Para qué?

La información o las emociones que no integramos o no sabemos como manejar, muchas veces inconscientes,  quedan sin resolver porque no sabemos o no comprendemos o nos es muy difícil aceptar, nos acaban causando infinidad de desequilibrios, tanto físicos como psicológicos, nos condicionan hasta el punto de no poder vivir con libertad ni plenitud incluso nos llevan a enfermar realmente. Aquí, la importancia de mantener una vida emocionalmente sana. La vida se mueve por emociones, según como pensamos y sentimos, así vivimos las experiencias y conducimos nuestra vida.
  Aprender a ser uno mismo, atreverse a descubrir las emociones que dirigen nuestra vida  y cómo lo hacen. Hacer consciente todo aquello que vivimos y cómo lo vivimos, es de especial importancia para sentirnos libres y crear nuestra vida con responsabilidad, autenticidad  e inteligencia emocional. Aprender a vivir en presente, aquí y ahora, simplemente ser. Esto nos garantiza la felicidad, sea cual sea nuestra circunstancia.
La salud emocional, es salud integral.